Criptomonedas

​​clientes desesperados tras quiebra de otra empresa de criptomonedas


Tras el caso de Three Arrows Capital, otra empresa de criptomonedas anunció la quiebra, Voyager Digital, lo que también está dejando una pérdida multimillonaria para el sector, además de dejar desesperados a varios inversores y clientes, temerosos de haber perdido todos sus ahorros.

El caos reciente de Voyager es un reflejo directo del incumplimiento de pago de Three Arrows Capital (3AC), ya que la compañía también entró en malversación de fondos debido a la falta de pagos de 3AC, lo que llevó a la compañía a anunciar la bancarrota el miércoles pasado.

La compañía anunció oficialmente la bancarrota al presentar los documentos ante el Tribunal de Quiebras de Estados Unidos, Distrito Sur de Nueva York. El intercambio tiene dos sucursales, la principal Voyager Digital Holdings y Voyager Digital, ambas con sede en el mismo estado de EUA.

Pese a todo, hasta el momento la empresa garantiza que durante todo el proceso Voyager seguirá operando y que el objetivo es recuperar los activos y “salir fortalecidos” de la situación.

“Voyagers, hoy comenzamos un proceso de reestructuración voluntaria para proteger los activos en la plataforma, maximizar el valor para todos los accionistas, especialmente para los clientes, y salir de la situación como una empresa aún más fuerte. La Voyager continuará operando durante el proceso”.

A pesar de este optimismo por parte del CEO de Voyager, los clientes están desesperados porque han perdido años de ahorros con la situación actual de la empresa. Vice ha entrevistado a algunos de estos clientes e inversores, que están realmente preocupados por la situación.

Los clientes de Voyager creen que perderán sus activos

Según el sitio web, un inversionista llamado Jeffery Cosey, de  37 años, creía que Voyager representaba una mejor manera de conservar su dinero que un banco tradicional, citando los bonos que recibía por los depósitos y las posibilidades de una mayor ganancia en su inversión.

“Todos parecían dignos de confianza. Parecían legítimos, no era algo que se sintiera sospechoso o arriesgado”.

Cosey dijo que terminó depositando alrededor del 90% de todos sus ahorros en Voyager, sus inversiones se realizaron en Bitcoin, Ethereum y otras criptomonedas más pequeñas, además de USD Coin, una moneda estable respaldada en dólares.

Mientras Cosey esperaba la posibilidad de que el mercado de las criptomonedas colapsara, dice que no podía creer cómo Voyager administraba el dinero de sus clientes.

“Nunca pensé que una empresa que cotiza en bolsa podría apostar mi dinero de esa manera. Ese era el riesgo que no entendía”.

En este caso, Voyager le hizo un préstamo a 3AC por US$ 650 millones, pero, como ya sabemos, la empresa incumplió con sus acreedores y dejó a Voyager en pérdidas, precisamente en medio de una gran caída en el criptomercado, que dejó todo aún más difícil.

Cosey no fue el único inversionista escuchado por la publicación, ya que un asesor financiero de Chicago también fue tomado por sorpresa por la bancarrota de Voyager.

Estoy arruinado. Tengo que empezar mi vida de nuevo”, dijo el asesor financiero.

La peor parte de Voyager, así como de 3AC, es que las empresas de criptomonedas estaban haciendo exactamente lo que hacen los bancos tradicionales, pero con los riesgos adicionales de las criptomonedas.

Es decir, muchas de estas empresas están operando con las desventajas de ambos sectores, digital y tradicional, exponiendo a sus clientes a diversos riesgos, muchas veces sin exponer estos riesgos a los clientes.

Con estas situaciones, ahora es más que necesario prestar atención a dónde inviertes tus ahorros en el criptomercado.





También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.