Ultimate magazine theme for WordPress.

Perú dispuesto a contratar médicos extranjeros, incluyendo venezolanos

0


Lima, 13 abr (EFE).- El Gobierno de Perú dispuso este domingo la posibilidad de contratar médicos extranjeros para reforzar al personal sanitario que actualmente enfrenta la emergencia del COVID-19, cuyo último balance es de 193 muertos y 7.519 infectados en el país.

Un decreto de urgencia publicado en el diario oficial El Peruano crea un servicio especial de médicos dedicados exclusivamente a la emergencia sanitaria en el que pueden participar tanto profesionales de la salud peruanos como extranjeros.

La medida fue ampliamente celebrada por la comunidad de venezolanos residentes en Perú, pues entre los más de 800.000 que llegaron desde Venezuela en los últimos tres años hay muchos profesionales de la salud que se habían visto enormemente afectados por el confinamiento y el cierre de fronteras, ya que se habían quedado sin empleo al trabajar de manera informal en otros sectores.

Entre ellos hay 4.000 médicos venezolanos listos para sumarse al combate de la pandemia en Perú, según detalló la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), que en los últimos días repartió en donaciones de alimentos básicos a grupos vulnerables de venezolanos.

Todos ellos están habilitados y colegiados, de acuerdo al exdiputado opositor venezolano Óscar Pérez, presidente de la Unión de Venezolanos en el Perú, una ONG que asiste a los inmigrantes llegados de Venezuela y que se encuentran en situación de vulnerabilidad en el territorio peruano.

Seguros de vida para sanitarios

El mismo decreto ordenó igualmente que todo el personal sanitario que trabaja en establecimientos donde se tratan a pacientes afectados por el coronavirus tengan un seguro de salud, lo que beneficiará tanto a peruanos como a extranjeros.

La medida llega después de que este miércoles se conociese la primera muerte en Perú de un médico infectado por COVID-19, que supuestamente contrajo durante sus labores en un centro de salud del distrito limeño de San Juan de Lurigancho, el más poblado de la capital peruana

Para asegurar a todo el personal que constituye la primera línea de respuesta contra el COVID-19, el Ejecutivo ha destinado 49,5 millones de soles (unos 14,7 millones de dólares) procedentes del fondo de contingencia.

También se facultó este domingo a la Policía y a las fuerzas armadas para que, de manera extraordinaria, trasladen cadáveres de personas fallecidas por el COVID-19, colaboración con la autoridad sanitaria correspondiente y conforme a la normativa que apruebe el Ministerio de Salud.

Con ello se busca evitar las dramáticas escenas vividas en la ciudad ecuatoriana de Guayaquil, donde decenas de cadáveres quedaron tendidos en las calles sin personal suficiente para procesar su traslado y recojo para su correspondiente sepelio.

Record de pruebas en un solo día

El último reporte de la enfermedad ofrecido este domingo por el Ministerio de Salud arrojó 193 muertes, doce en las últimas veinticuatro horas, mientras que los infectados ascendieron a 7.519, lo que supone 671 más en comparación al sábado.

En hospitales hay 815 casos,, 27 más que la vísperas. De esos, 134 están en unidades de cuidados intensivos (UCI), lo que significa ocho menos respecto al día anterior.

El sábado el Instituto Nacional de Salud (INS) llegó a procesar los resultados de más de 10.700 pruebas, récord desde que comenzó la emergencia, y se acerca al objetivo trazado por las autoridades de tomar a partir de la próxima semana hasta 12.000 pruebas por día para tener rastreada la enfermedad.

Respiradores artificiales de emergencia

Por primera vez desde que comenzó el estado de emergencia hace cuatro semanas no hubo un pronunciamiento televisado del Gobierno para ofrecer el balance de la pandemia en el país, aunque el presidente Martín Vizcarra acudió a la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) para comprobar el diseño de unos prototipos de ventiladores mecánicos.

De comprobarse su efectividad, la universidad podría producir hasta diez unidades al día, que se sumarían a otros prototipos distintos que está ensamblando la Armada peruana.

La sanidad pública peruana tiene un considerable déficit de respiradores artificiales. Cuando comenzó la emergencia apenas contaba con 100 para pacientes del COVID-19 con insuficiencia respiratoria y actualmente ha podido ampliar esa oferta a 500, pero a final de mes espera poder llegar a un millar.

Perú fue el primer país de Latinoamérica en decretar la cuarentena general y obligatoria para toda la población y el cierre total de fronteras desde el 16 de marzo, cuando apenas había confirmados 71 casos de COVID-19 y solo diez días después de que se conociese el primer positivo en el país.

La cuarentena fue prolongada hasta el 26 de abril y durante ese tiempo continuarán los toques de queda nocturnos y solo permanecerán activos los servicios esenciales para garantizar el abastecimiento de alimentos, medicamentos y energía.



Leave A Reply

Your email address will not be published.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More