Ultimate magazine theme for WordPress.

si su salario es de $2,3 es porque el Estado lo quiso así

0


El régimen de Maduro ha subido el salario. Pero el régimen de Maduro, en realidad, ha bajado el salario. Los venezolanos, que conocemos de memoria la fórmula de emitir cada vez más dinero que cada vez vale menos, hemos acogido con indiferencia el anuncio de un incremento del salario mínimo que, como el propio bolívar fuerte, tiene cada vez menos relación con la vida cotidiana de los venezolanos.

Como ha dicho Susana Raffalli en una entrevista para Caraota Digital que no tiene desperdicio, no es posible que el régimen decrete un salario de 2,3 dólares mensuales cuando el nivel mínimo de subsistencia establecido por la ONU es de 2,2 dólares diarios. No tiene sentido para el Estado, que lo anuncia a través de un tuit, ni tiene sentido para ninguno de los que lo va a percibir.

La realidad de las cosas es que Venezuela no tiene dinero. Necesita un préstamo de emergencia, como también dice Raffalli. Pero nadie quiere prestar a Venezuela, y esto tiene que ver con las sanciones de EEUU, pero antes de las sanciones, el país tenía que pagar tasas en dólares que llegaron a estar en 30%, de evidente usura.

Y eso era así porque, para cualquier persona con dos dedos de frente, iba a llegar muy rápido el momento en que, por su desbarajuste económico y porque estaba acumulando deudas con mucha mayor velocidad de lo que podría pagarlas, Venezuela, en efecto, se iba a quedar sin dinero. Y en su desesperación, como un ludópata en un casino, el régimen de Chávez llegó a pagar tasas de interés casi de 30%.

Aquí, a estos sueldos de 2,3 dólares mensuales, hemos llegado por el mal manejo de la economía venezolana y por empeñarse en el camino socialista mucho más allá de lo recomendable e incluso de lo racional; en su locura, el régimen ha quemado toda la productividad del país.

Es la economía, estúpido

Economías de altos salarios obedecen a alta productividad. Los que preguntan, por ejemplo, por qué la harina PAN es más cara en Colombia que en EEUU, no entienden los procesos industriales. En Colombia y en EEUU no hay interrupciones por falta de materia prima o porque se va la luz, los trabajadores ganan mejores sueldos y por lo tanto tienen mayor nivel de exigencia, y estos pueden comer completo, llegar a sus trabajos siempre puntuales y obtener beneficio de lo que producen. Todo lo que en Venezuela hemos perdido, pues. Por esa razón es más cara una harina PAN en Venezuela que en EEUU; porque al final de ese camino, se producen muchas más unidades por trabajador y por unidad de capital invertido que en Venezuela, y el costo unitario es menor.

Nuestro salario es producto de la productividad de nuestra economía, y esta productividad tiende a cero. No es culpa del trabajador venezolano, que ha sido acosado como ningún otro en el mundo. Es consecuencia de la falta de luz, de las matracas en las autopistas, de que la producción primaria ha sido hostigada, de que montañas de dinero se han ido en corrupción y no se han convertido, por el contrario, en redes eléctricas, autopistas, hospitales o escuelas.

E incluso, esa destartalada infraestructura para producir podría generar mejores salarios, si no tuviera detrás un Estado como el venezolano, que no solo no ayuda a producir, sino por el contrario, se convierte en un agujero negro que cada día, cada mes, cada año, traga millones de dólares de dinero bueno, que no se convierten en nada: que no atienden la salud, que no gestionan con eficiencia la permisología, que no enseñan, que no limpian, que no tapan baches, sino todo lo contrario.

La única manera de ganar mejores sueldos, por lo tanto, es cambiar el modelo y a los actores políticos que ahora se justifican diciendo que el «regalo» de los servicios es parte del salario, o que no pueden pagar mejores ingresos por culpa de las sanciones.

De eso trata nuestro reporte especial de este 30 de abril, a horas de un 1 de mayo en el que los trabajadores, como desde hace mucho tiempo, no tenemos nada qué celebrar.





Leave A Reply

Your email address will not be published.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More