Ultimate magazine theme for WordPress.

Devotos de José Gregorio Hernández celebran su beatificación

0


Desde tempranas horas de la mañana, los devotos de José Gregorio Hernández se acercaron al lugar de la muerte del médico trujillano.

Los Cardenales de Roma dieron el “sí” a la beatificación el jueves, tan solo a unos días de la conmemoración de su fallecimiento, el 29 de junio de 1919. Se esperaba que el Papa Francisco oficializase la medida este mismo fin de semana.

Sin embargo, en el mediodía de este 19 de junio el Vaticano informó que el obispo de Roma decretó beato a José Gregorio Hernández. Los venezolanos celebraron la noticia, que ya se esperaba desde la tarde de ayer.

En la mañana de este viernes, en el lugar donde falleció Hernández estaba Alis Mora, una trujillana sumamente devota del “médico de los pobres”. La señora celebró el anuncio de los Cardenales de Roma y reconoció que estaba muy emocionada.

Muy feliz de verdad. Rezo mucho. Tengo una sobrina que está muy malo y le pido primeramente a Dios, a la Santísima Virgen y a José Gregorio. Él es mi paisano, de Trujillo. La noticia me hizo sentir muy emocionada. Yo sé que Dios mediante va a ser el próximo beatificado.

José Gregorio Hernández, el “médico de los pobres”

Mora no se equivocó, dado que unas horas después la Iglesia Católica informó la medida a favor del médico criollo.  Así pues, José Gregorio Hernández, se convirtió en el cuarto beato venezolano, tras Madre María de San José, Madre Candelaria de San José y Madre Carmen Rendiles.

Desde el año 1949, autoridades católicas y la población venezolana han buscado la beatificación de José Gregorio Hernández. En 1986 se dio el primero paso, cuando el Papa Juan Pablo II lo declaró “venerable”.

Aun así, siempre se ha buscado que Hernández se convierta en un nuevo santo del catolicismo, pero sin éxito. Sin embargo, la Comisión de Médicos de la Congregación de los Santos en El Vaticano validó un milagro del doctor trujillano.

Yaxauri Ortega, una niña de 10 años, recibió un disparo en la parte derecha de su cabeza, sufriendo una grave pérdida de sangre y masa encefálica. Los médicos presagiaban, en caso de que sobreviviera, problemas de motricidad, memoria y visión. No obstante, tras peticiones de sus familiares a Hernández, fue dada de alta, completamente sana, 20 días después de la cirugía.





Leave A Reply

Your email address will not be published.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More