Ultimate magazine theme for WordPress.

Empresas mexicanas ligadas a los Clap evitan acciones legales

0


Ninguna de las siete empresas mexicanas que vendieron alimentos a los Comités Locales de Abastecimiento (Clap) sufrió bloqueo de sus cuentas bancarias. Esta medida no se tomó, a pesar que establecieron una repartición ilegal con la Procuraduría General de la República (PGR) en el año 2018.

Las compañías fueron las que despacharon alimentos al régimen de Maduro, a través de los contratistas colombianos Álvaro Pulido y Álex Saab. Estas firmaron el documento que se concretó entre el 12 de octubre y el 21 de noviembre de 2018.

Según el portal Excelsior, la historia del acuerdo comenzó en junio de 2018, cuando la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) denunció a 14 empresas y personas físicas. Estas estaban vinculadas a la red de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap).

La Procuraduría afirmó que las ventas de comida se hacían a través de un “esquema fraudulento” con “operaciones inusuales”. Además, aseveró que se vendían productor de “baja calidad” con “sobreprecios”.

¿Cuáles fueron los acuerdos?

Las personas físicas y jurídicas firmaron un conjunto de acuerdos para evitar acciones legales en su contra. El primero se formó el 12 de octubre de 2018, cuando cuatro personas entregaron 300 mil contenedores marítimos a las autoridades y pagaron tres millones de dólares al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

Unas de las empresas afectadas, El Sardinero, aseguró al medio Excélsior que pagaron la donación y entregaron las dos millones de despensas. Además, cortaron los negocios con el régimen de Nicolás Maduro.

Posteriormente, el 16 de octubre de 2018 la PGR acordó con los representantes de otras cuatro empresas una multa de 120 mil dólares que donaron a Acnur. Además, el 26 de octubre una compañía pagó poco más de 14 millones de pesos (637 mil dólares) en una multa.

El 21 de noviembre de 2018, finalmente, otra compañía donó 110 mil dólares a Acnur. Así pues, cerró el ciclo de pagos que realizaron las empresas para evitar que sus cuentas bancarias fueran bloqueadas por las autoridades.

Los denunciados solo tenían que pagar una mínima suma de lo que obtuvieron con las Clap

El acuerdo que firmaron consistía en entregar a Acnur casi 4 millones de dólares. Este dinero “sería destinado para mantener el mandato en América Latina y el Caribe”, entregar contenedores marítimos, con dos millones de despensas.

Sin embargo, existía una irregularidad de 156 millones de dólares, lo que haría que los 3 millones que deben entregar a Acnur sea una cantidad ínfima del dinero obtenido. Santiago Nieto Castillo, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, reveló que ya han denunciado la situación a la Secretaría de Función Pública y ante la Fiscalía.

“Sucedió un hecho insólito, los empresarios y personas físicas denunciadas, establecieron un acuerdo reparatorio con la Procuraduría General de la República que es ilegal, porque a pesar de existir una irregularidad de 156 millones de dólares, se les impuso una  donación  de sólo tres millones de dólares, y en lugar de que este dinero se depositara en una cuenta de la Tesorería de la Federación, como sucede en este tipo de casos, se fue a la Acnur”, explicó Castillo sobre uno de los acuerdos.

En total, se firmaron cuatro acuerdos que totalizaron los casi 4 millones de dólares que entregaron a Acnur. No obstante, los millonarios convenidos firmados, a través del supuesto testaferro de Maduro, Álex  Saab, dieron cifras mucho mayores a las que tuvieron que abonar las empresas, obligadas por las autoridades mexicanas.



Leave A Reply

Your email address will not be published.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More