Ultimate magazine theme for WordPress.

SOBREVIVIENDO

0


Si acompañamos hoy, un día cualquiera en la vida de cada venezolano parece durar semanas, meses o años, porque el padecimiento desde que amanece, hace de nuestra cotidianidad un calvario tan difícil de llevar que se ha convertido en una tragedia interminable que nos golpea hasta dejarnos en el piso,porque lo que vivimos es realmente insostenible para todos.

El día a día de los venezolanos podemos verlo retratado en el trabajador por cuenta propia que por ejemplo, sale a cortar la grama (monte) y pide como pago (dependiendo del espacio a limpiar) unos artículos para comer, que no es muy distinto al trabajador que va a la fábrica (Sidor, Venalum, Alcasa) a quien también en ocasiones le remuneran su jornada con 2 pollos y una mortadela.

Podemos ver la cotidianidad de la gente desde que se levanta sin agua y sin jabón para asearse, haciendo enormes sacrificios para hacerse de unos litros de agua, y así vemos a hombres, mujeres y niños como mulas cargando envases de todo tamaño o usando una carretilla o carrucha que el pueblo se inventa para medio atenuar la falta de agua (que a pesar de tenerla en abundancia) nunca aparece en el chorro.

Ni hablar de la falta de gas que tiene a los venezolanos en caseríos, pueblos y ciudades cocinando con leña porque la producción de gas para los hogares por tuberías o bombonas no satisface la demanda interna; o que decir de la falta de electricidad que ha sometido a pueblos y ciudades enteras a vivir en la oscuridad con racionamientos eléctricos de entre 8 y 16 horas diarias.

Podemos sumar otra necesidad que hoy por hoy, se ha convertido en otro ingrediente amargo para la gente que es la falta de gasolina o gasoil, (pasa exactamente lo mismo que con el gas), la industria petrolera ha sido destruida a niveles impensables –técnicamente arrasada- por lo que no logra abastecer a la población, convirtiendo en algo cotidiano ver a lo largo y ancho del país, interminables colas de un día para otro esperando a ver si se corre con suerte para surtir combustible, a menos que (como ocurre con el gas doméstico) caigas en manos de mafias revendedoras que también hacen imposible abastecer gasolina o gasoil simplemente porque los costos son tan exorbitantes que son imposibles de pagar.

Conclusión: los venezolanos hoy somos SOBREVIVIENTES, porque a toda esta realidad devastadora se suma resistir la opresión de una dictadura usurpadora que encima es responsable directa de todas las calamidades que sufrimos, padecemos los venezolanos, no hay agua, luz, gas, gasolina, pero más grave aún no hay democracia, no hay libertad, no hay país.

Y así transcurre la vida de los venezolanos, de sufrimiento en sufrimiento, un verdadero viacrucis del que Maduro y sus cómplices son responsables directos por haber condenado a todos los venezolanos a vivir en la miseria absoluta, y eso solo se puede revertir con la salida del poder que usurpan, porque mientras permanezca la dictadura, jamás podremos dejar de ser SOBREVIVIENTES, urge  entonces actuar ya para recuperar el país, nuestros derechos, nuestra vida.

 

 

 

The post SOBREVIVIENDO appeared first on Noticias de Venezuela y el Mundo – Caraota Digital.



Leave A Reply

Your email address will not be published.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More