Ultimate magazine theme for WordPress.

Venezolanos exiliados en España censuran, en carta a Borrell, envió de misión para «negociar» con Maduro – Noticias de Venezuela y el Mundo

0


Políticos e intelectuales venezolanos exiliados en España dirigieron una carta al Alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell con motivo de expresar la gran preocupación que les causó el envío de una misión de su despacho para negociar con Nicolás Maduro.

La carta fue difundida este viernes y los firmantes de la misma son Antonio Ledezma, Beatriz de Majo, Fernando Gerbasi, Jesús Eduardo Troconis, Leopoldo López Gil Miguel Herinque Otero y Simón Pedro Deffendini.

Venezolanos exiliados en España escribieron carta a Josep Borrell

En el documento expresaron que así como la mayoría de los venezolanos comparten la necesidad de celebrar elecciones libres, transparentes, justas y verificables; están convencidos de que negociar con Maduro equivale a legitimarlo en el poder.

Asimismo, señalan que no es viable pensar que Maduro va a desmantelar los grupos paramilitares conocidos como colectivos; ni limpiará el registro electoral de sus irregularidades; ni legalizará los partidos políticos que fueron inhabilitados haciendo uso de diversos mecanismos así como tampoco aplicará otras medidas que impliquen dar tregua justa a la oposición venezolana.

A continuación le presentamos el documento integro: 

Madrid, 25 de septiembre de 2020.

Excelentísimo Señor

Josep Borrell

Alto Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores. Bruselas.-

Estimado Señor:

Nosotros, venezolanos exiliados en España, nos dirigimos a Usted respetuosamente, para expresarle la gran preocupación que nos ha causado el envío de la misión de su despacho encaminada a negociar con el régimen encabezado por Nicolás Maduro.

Así como la mayoría demócrata de venezolanos compartimos la necesidad de unas elecciones libres, transparentes, justas y verificables, tanto parlamentarias como presidenciales, estamos convencidos que negociar con el régimen del narcoestado forajido y fallido, no reconocido por la mayoría de los gobiernos democráticos del mundo incluidos los Estados miembros de UE, equivaldría a legitimar y afianzar el poder violador de los derechos humanos en Venezuela.

No es viable pensar que el régimen de Maduro va a desmantelar los grupos paramilitares conocidos como colectivos; ni limpiará el Registro Electoral Permanente de sus innumerables irregularidades; ni legalizará los grandes partidos políticos que fueron inhabilitados haciendo uso de diversos mecanismos; o liberará a los presos políticos -más de 300 en estos momentos-; o permitirá un ambiente de medios de comunicación independientes con el mismo acceso para todos los candidatos; o se comprometerá a no utilizar las cajas de alimentos CLAP, prácticamente el único sustento para millones de familias, como mecanismo de coerción; ni cesará en el uso de muchos otros mecanismos, que involucran aspectos de telecomunicaciones, acoso militar, impedimento de la supervisión electoral, sabotajes en los sistemas de transporte, y muchos otros que sería demasiado extenso enumerar, que tienen como finalidad imponer condiciones que impidan un verdadero proceso electoral.

Tal como lo ha señalado recientemente el expresidente de España, don Felipe González, el régimen encabezado por Nicolás Maduro es “una dictadura pura y dura”. Esta afirmación, que compartimos plenamente, y que comparten líderes democráticos del todo el mundo, no admite atenuantes, especialmente una vez que, la semana pasada ha sido presentado el informe elaborado por la Misión Internacional Independiente de Determinación de los Hechos, de las Naciones Unidas, sobre la República Bolivariana de Venezuela, que documenta las atroces violaciones de los Derechos Humanos y los Crímenes de Lesa Humanidad cometidos por el poder dirigido por Nicolás Maduro. Se trata de un régimen que, como ha sido comprobado y puesto en evidencia, ha establecido alianzas con fuerzas enemigas de la convivencia, fuerzas del mal como Hezbolá, las FARC, el ELN y otras, y que forman parte activa de redes dedicadas al narcotráfico, y cuyo impacto alcanza a Europa, América Latina y Estados Unidos de América.

Todos estos argumentos nos estimulan a solicitarle que reconsidere la decisión de negociar con ese régimen ilegal, ilegítimo, fraudulento y violador sistemático de los Derechos Humanos.

Reciba nuestros saludos respetuosos.

Antonio Ledezma

Beatriz de Majo

Fernando Gerbasi

Jesús Eduardo Troconis

Leopoldo López Gil

Miguel Herinque Otero

Simón Pedro Deffendini



Leave A Reply

Your email address will not be published.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More