Ultimate magazine theme for WordPress.

Año escolar que no arranca – Noticias de Venezuela y el Mundo

0


Por Alejandro Feo La Cruz

En cadena nacional los voceros del régimen anunciaron en su oportunidad que el año escolar iniciaría en Venezuela el 16 de septiembre para educación primaria y el 5 de octubre para educación media.

Desarrollaron una extensa explicación de por qué la convocatoria sería con la modalidad de no presencial para evitar errores cometidos por otros países y darles una mayor bioseguridad a nuestros hijos, cosa que sonaba medianamente razonable.

Sin embargo, llegó el 16 de septiembre y no iniciaron actividades los niños de primaria ni a distancia ni de ninguna forma y pasó el 5 de octubre y tampoco arrancó el año escolar para muchas escuelas públicas.

Por un lado, existe la exigencia de representantes del magisterio y sindicatos de maestros que claman por un salario digno que les permita vivir en condiciones más o menos aceptables y por otro lado un sistema educativo público que se encuentra con una planta física deteriorada y sin las herramientas tecnológicas y de comunicación necesarias para que pueda ejecutarse un programa de educación a distancia.

Con las madres de las zonas más populares de Valencia que he podido conversar sobre el retraso del inicio de clases, me cuentan que la información que les dan es que las actividades ahora en la práctica arrancarían después del 15 de octubre. Algo parecido también me dicen quiénes tienen hijos en edad escolar de las zonas rurales de Carabobo.

Educación a distancia sin Internet

Todos nos preguntamos, pero ¿cómo será esa educación a distancia sin Internet, sin computadoras y sin teléfonos inteligentes? Claro será a la forma antigua, los maestros colocarán las tareas a las puertas del plantel escolar un día a la semana y se fijará otro día de la semana siguiente para la entrega de esas asignaciones.

Me impresiona con la pasividad que las madres aceptan que sus hijos pierdan un mes de clases antes de arrancar el año escolar y que les parezca bien la pobre atención que recibirán cuando arranquen, sin guía, sin explicaciones, sin clases, con la fijación de una actividad a la semana para justificar quizás una nota, pero sin verificar un verdadero proceso donde se imparte enseñanza. ¿Qué nivel podrán alcanzar esos niños con esa pobre educación?

Me impresiona el grado de desprecio que siente el régimen por los docentes venezolanos que no es capaz de hacer un gesto de reconocimiento de la labor que desempeñan y otorgarles las mejoras salariales necesarias para que puedan cumplir con sus funciones.

La edad de piedra

Es imperdonable el daño causado a los niños y adolescentes del país condenándolos a una educación de la edad de piedra que los pondrá en una clara desventaja frente a quienes hayan podido asistir a una escuela privada o estudiar en el exterior.

Entre tanto, el mundo entero se preparó para el inicio escolar, en algunos países las clases son semi presenciales en otros se optó por la educación a distancia, pero en todos se desarrolló un plan de trabajo y una metodología para mantener los niveles de calidad educativa.

En nuestro país la improvisación, la falta de responsabilidad y compromiso con la educación es notoria y es el signo que rige el sistema educativo.

Es claro que el régimen no tiene mucho interés en mejorar la calidad de la educación de los niños venezolanos, pareciera que la estrategia es que las próximas generaciones sean muy básicos y mediocres para poder dominarlos. Nos toca a nosotros como padres y representantes no quedarnos dormidos y complementar esa baja educación en casa.

Tomarnos el tiempo para hacer las tareas con nuestros hijos, leer un libro, hablar de historia, repasar el mundo y aprender de geografía y sobre todo no conformarnos con las migajas de educación que el sistema de educación pública reparte.



Leave A Reply

Your email address will not be published.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More