Ultimate magazine theme for WordPress.

Visiones encontradas de Trump y Biden sobre Venezuela y América Latina

0


Cuatro años después de sacudirse con la llegada de Donald Trump al poder, la política de Estados Unidos hacia América Latina podría volver a dar un giro brusco con las elecciones del 3 de noviembre que tienen al opositor Joe Biden como favorito.

Si bien se espera que la crisis de Venezuela siga siendo un tema caliente, Biden podría cambiar la estrategia de Trump para lograr elecciones el 6 de diciembre.

Así lo expresa un análisis realizado por Gerardo Lissardy para BBC Mundo, publicado este martes.

De hecho, las profundas diferencias entre Trump y Biden sobre cómo conducir las relaciones exteriores de la mayor potencia global emergen con claridad en sus propuestas para la región.

Mientras que Trump prioriza casi en exclusiva cortar la migración de América Latina hacia EE.UU., Biden plantea aumentar la cooperación continental en problemas que causan ese éxodo en la región, como la violencia y la pobreza.

El candidato demócrata plantea además elevar la importancia de otros asuntos en la agenda hemisférica. Entre ellos los derechos humanos, el medioambiente y la corrupción. Lo que pondría a prueba el vínculo de Washington con países como México o Brasil, según expertos.

Muchos prevén que una política de Biden para América Latina se parecería más a la que primó durante el gobierno de Barack Obama entre 2009 y 2017. Período en el cual él fue vicepresidente con un rol de articulador hacia el sur del río Bravo.

Pero algunos advierten que incluso aquel antecedente es relativo. «2020 no es 2008 ni 2012: la región ha cambiado… Volver a lo de Obama no es posible, porque las condiciones no son las mismas», dice Michael Shifter, presidente de Diálogo Interamericano, un centro de análisis regional en Washington, a BBC Mundo.

Venezuela y Cuba, países vitales en América Latina

Las diferencias son importantes entre Trump y Biden en sus planes para Venezuela y Cuba.

Respecto a la isla, Biden propone «una nueva política» que revierta limitaciones a los viajes y remesas impuestas por Trump. Además que impulse a los cubano-estadounidenses como «embajadores por la libertad».

Pero Arnson sostiene que «sería un error pensar que una política de Biden volvería a la política del gobierno de Obama en términos de normalización» de las relaciones con Cuba sin cambios políticos en la isla.

En Venezuela, Biden ve las sanciones económicas como «una de las herramientas» de una estrategia que incluya más asistencia humanitaria, presión internacional coordinada sobre el gobierno de Nicolás Maduro y apoyo a actores democráticos para que se convoque a elecciones libres.

Propone además dar el Estatuto de Protección Temporal (TPS) a inmigrantes venezolanos para que residan legalmente en EE.UU. y eviten volver a su país en crisis.

Los expertos creen que Biden se apartaría así de la política de Trump. La cual ha estado centrada en la imposición de sanciones unilaterales, que no han logrado la salida de Maduro del poder.

«Es otro enfoque, otro estilo, pero no es ser una paloma», sostiene Shifter. «Creo que Biden tiene muy claro que Maduro es un dictador que hasta ahora no ha negociado en buena fe».

Trump y Biden volverán a verse cara a cara este jueves 22 de octubre cuando sostengan un segundo debate televisado. Ahí se espera que expongan sus propuestas de política internacional, donde tengan cabida, por supuesto, América Latina y Venezuela.

Si desea consultar más del análisis, visite BBC Mundo.



Leave A Reply

Your email address will not be published.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More