Ultimate magazine theme for WordPress.

El ingenioso truco que una madre puso a pruebe para que su hijo coma – Noticias de Venezuela y el Mundo

0


Clarin indica que como es sabido, uno de los momentos más incómodos para los padres y madres es cuando sus hijos no quieren comer. No suelen probar algunos alimentos, incluso se quejan con solo verlos. La de sentarse a la mesa suele resultar una pesadilla.

Es habitual que la mayoría de los niños no quieran verduras y hortalizas, mientras que los postres, pastas y comidas procesadas son las preferidas.

Sin embargo, un madre en Estados Unidos encontró un truco por demás ingenioso para que su hijo, al que solo le gustan los nuggetss de McDonald’s, coma de todo: transformar todo tipo de comida dándole apariencia de nugget del conocido restaurante.

Lauren Jorgensen lo había intentado todo para que su hijo Weston comiese variedad, pero sin éxito. El niño se negaba a probar cosas nuevas que no fuesen un Happy Meal de McDonald’s con las delicias de pollo y patatas fritas. Fue cuando la mujer decidió transformar toda la comida y «engañar» a su pequeño haciéndola pasar por menús de la conocida casa de la M amarilla.

Lauren puso manos a la obra y copió todas las características: cajas rojas y formas para que el chico asociara automáticamente con lo que sí le gustaba.

De esta manera, aunque el trabajo es doble, corta la manzana igual que en los postres que se ofrecen, los nuggets que ahora prepara son vegetales, y hasta sirve papas fritas de boniato o de zanahoria.

La hora de darle de comer a sus hijos puede resultar una pesadilla para muchos padres.

Debido a su felicidad, no dudó en compartir su secreto en su cuenta de TikTok, con la esperanza de poder ayudar a otros padres y madres desesperadas.

Cómo ayudar a los niños quisquillosos

Los chicos, al igual que los adultos, tienen sus preferencias, y a medida que se desarrollan, estas van variando conforme a los nuevos alimentos que van probando.

Sin embargo, en medio de la desesperación, existen una serie de estrategias para que la experiencia sea lo menos dolorosa posible.

Lo primero y muy importante es no forzar a los niños a comer la comida. La idea es seguir las indicaciones del pediatra, e intentar ir incorporando aquellos alimentos a los que más se resiste.

Hay cientos de recetas de hamburguesas y otros platos con vegetales que seguramente podrán convencerlo.

Tampoco es recomendable prepararles una segunda opción de su agrado si se niegan a tomar lo que les ofreces, porque sentaría un peligroso precedente. En todo caso, que la alternativa sea algo neutral, como cereales o una ensalada.

Pero aseguran los especialistas que la meta es que los niños le pierdan esa «repulsión» a la comida. Y otra clave es involucrarlos en su preparación: desde dejarles explorar opciones en el supermercado a cocinar juntos. Quizá por tratarse de una obra propia, se animarán. Clarin.com





Leave A Reply

Your email address will not be published.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More