Ultimate magazine theme for WordPress.

Para Maduro el voto es una fachada – Noticias de Venezuela y el Mundo

0


Por Andrés Velásquez

El voto es intrínseco a la democracia, es un instrumento o herramienta fundamental para ejercer el poder soberano de decisión, o sea, el voto es indispensable para tomar decisiones ejerciendo derechos ciudadanos en asuntos de nuestro interés o para elegir cargos en órganos de los poderes públicos, y así lo deja claramente establecido nuestra Constitución en su exposición de motivos, en su preámbulo y en su contenido.

Podemos afirmar entonces de manera simple y sencilla que el voto es una forma de tomar decisiones entre distintas opciones que se nos presenten, pero para que el voto tenga valor y fuerza para elegir, para decidir, y no se convierta en una fachada, en una simulación, son necesarias unas condiciones indispensables e insustituibles, tales como tener opciones reales, distintas de verdad, que ofrezcan variedad y competencia al elector, que existan condiciones de libertad de manera que el voto no sea condicionado, presionado o coaccionado bajo ninguna circunstancia y que el resultado sea cual fuere tenga un árbitro imparcial y unos observadores independientes que verifiquen dichos resultados para garantía de todos.

Esas condiciones en Venezuela no se tienen.

Veamos, para comenzar no contamos con árbitro electoral independiente (todos fueron designados por el Psuv), todas las juntas electorales regionales están en manos del Psuv, no aplica ninguna Ley Electoral, no hay otras opciones que no sean las de Maduro (todos los candidatos son de la dictadura), las siglas de los partidos de oposición democrática fueron secuestradas judicialmente (no participan partidos de oposición), todos los candidatos son financiados por Maduro, las FANB actúan como un partido político más de apoyo a la dictadura, se desconoce la procedencia y medidas de seguridad mínimas (hardware-software) de todo el sistema automatizado de votación, no hay medios de comunicación independientes, no hay verificación internacional, mejor dicho EL 6D NO HAY UNA ELECCIÓN SINO UNA SIMULACIÓN.

Sin libertad no hay elección. Por eso en dictadura el voto no elige, tal y como ocurrió en el Estado Bolívar y de eso puedo dar fe y además puedo probarlo.

En dictadura, el dictador manipula e impone resultados ya que el dominio absoluto del régimen en el acto de votación impide el libre ejercicio de elegir. Así ocurrió el 20 de mayo del 2018, Nicolas Maduro se autoeligió y se autoproclamó en unas supuestas «elecciones» que él condicionó y manipuló para garantizar los resultados a “su favor”.

El punto es que no siempre el voto puede expresar soberanamente la decisión de los ciudadanos, ya que los regímenes totalitarios y tiránicos pueden manipular de tal manera el acto de votar que lo terminan convirtiendo en una fachada para aparentar democracia y mantenerse en el poder por siempre.

Nuestra responsabilidad como ciudadanos que queremos y además luchamos para vivir en democracia nos impide participar en esta farsa electoral, en este fraude de elecciones parlamentarias convocados por Maduro para el 6 de diciembre. Los ciudadanos no podemos convertirnos en comparsa del verdugo, dejemos que Maduro se quede solo y su fraude electoral, que se quede solo con sus corruptos, tarifados, cohabitadores y colaboracionistas.

Esta farsa electoral ya es desconocida por los países democráticos del mundo porque saben que no reúne las condiciones justas, libres y verificables indispensables, y porque es evidente a los ojos de todos, que solo buscan por esa vía atornillar y tratar de darle legitimidad al dictador que hoy usurpa el poder en Venezuela.

El 6 de Diciembre los venezolanos también desconoceremos esa farsa electoral, le diremos NO AL FRAUDE.y también NO AL DICTADOR.





Leave A Reply

Your email address will not be published.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More