Ultimate magazine theme for WordPress.

Persecución y represión contra miembros del gobierno interino podría aumentar después del 5E – Noticias de Venezuela y el Mundo

0


El director de el Instituto Latinoamericano de Altos Estudios Masónicos (Ilaem) y analista político, Gabriel Reyes, advirtió que a partir del 5 de enero, día que asumirán los diputados designados tras los comicios convocados por el régimen el pasado 6 de diciembre, hay grandes posibilidades de que la «presión represiva aumente» contra Juan Guaidó y el resto de diputados electos en 2015 que apoyan la presidencia interina.

Reyes hizo referencia a las amenazas que realizó Nicolás Maduro de castigar «con todo el peso de la justicia» al mandatario interino y los parlamentarios electos en 2015, quienes convinieron su continuidad administrativa más allá del 5 de enero, ante el desconocimiento de las elecciones convocadas por el régimen el pasado 6 de diciembre.

Asimismo, el analista recordó que ya personeros del régimen han proferido amenazas contra Guaidó y otros diputados opositores, pero advierte que a partir de la instalación de un nuevo parlamento se podría pasar de las palabras a los hechos.

«Existen altas probabilidades de que esta presión represiva aumente, que esta presión y persecución sea más real que de palabra», precisó Reyes en entrevista exclusiva a Caraota Digital.

No obstante, explicó que esto puede tener un alto costo político para el régimen madurista, que no es reconocido por una media centena de países que apoyan el interinato de Juan Guaidó.

«Estos hechos pueden generar todo un ruido político que sería inútil para Maduro y su gente, y contribuiría aún más a reforzar la idea que se tiene en el mundo del poco talante democrático que tiene su gobierno; toda vez que el disenso debería radicar en el pluralismo, que es la esencia de cualquier régimen que se autodenomine democrático», argumentó.

Legislativo acorralado

El director del Ilaem considera que Maduro estaría logrando el objetivo de desmontar al único poder público que estaba en manos de la oposición el próximo 5 de enero, a pesar de la firmeza mostrada por Guaidó y el resto de diputados que lo apoyan.

“Después del 5 de enero, Maduro y su gente habrá logrado el objetivo de desmontar el único poder público que estaba en manos de la oposición, independientemente de la circunstancia en que lo logró», explicó antes de afirmar que esto podría llevar a la clandestinidad a los miembros del Gobierno Interino.

“Si bien es cierto, Guiadó y su gente insisten en permanecer incólumes ante los resultados del 6 de diciembre, la política fáctica indica que poco podrán hacer contra un cuerpo Legislativo electo bajo circunstancias muy penosas, pero electo, y que de alguna forma tratará de anular cualquier tipo de iniciativa que no tiene como ser canalizada por parte de este poder Legislativo a las sombras (AN electa en 2015), vamos a llamarlo así porque yo creo que la oposición luego de las amenazas pasará a la clandestinidad”, pronosticó Reyes.

Reacción de la comunidad internacional

A juicio de Reyes la reacción de la comunidad internacional va a ser muy importante, así como la actitud de la ciudadanía, que durante los últimos meses se ha alejado de la agenda política para enfocarse en solucionar sus propios problemas, agudizados por la crisis económica que azota al país desde hace más de un lustro.

«Pareciera que a las primeras de cambio Maduro logra sus objetivos y habría que ver cual es la reacción internacional y sobre todo la reacción interna de un país que le ha dado la espalda a la agenda política, muy enfocado y concentrado en la agenda pública que nos angustia y que no es otra que la agenda, tanto de la pandemia como de las necesidades materiales, del hambre y la miseria, que es otra pandemia social esparcida en todo el territorio nacional», señaló.

En este sentido, recordó que ya la comunidad internacional le dio la espalda a Maduro debido a las elecciones realizadas en mayo de 2020, en las cuales no participó ninguno de los partidos opositores tradicionales; por lo que estima que sea igual con los resultados del 6 de diciembre donde además de la falta de condiciones, a partidos tradicionales como AD, Copei, PJ y VP, le fueron arrebatados sus colores y tarjeta por el TSJ del régimen para darle supuestos visos de legalidad al proceso.

«Así que yo creo que aquí el tema va a ser principalmente la reacción internacional que ya deslegitimó la elección de Nicolás Maduro, precisamente por la carencia de elementos legales para que esa convocatoria fuera válida, y por eso le ha dado la espalda; y ahora con esta ‘elección’ del 6 de diciembre supongo que deberán ser consistentes y mantener la misma posición; ya que si aquel proceso presidencial no reunió las condiciones para ser reconocido, este proceso parlamentario tampoco e inclusive estuvo aderezado por el tema de las tarjetas políticas de oposición (el despojo realizado por el TSJ) y otros detalles no menos importantes», explicó el analista.

Sin cambios a la vista

Por último, Gabriel Reyes considera que no habrá cambios significativos en el panorama político venezolano durante 2021, al menos mientras sigan las disputas internas entre la oposición.

«Yo no vislumbro cambios, por lo menos en los primeros seis meses de este año 2021 y dificulto mucho que en el resto del 2021 existan cambios significativos; toda vez que hay una oposición atomizada, fragmentada, sin un liderazgo visible, sin un discurso coherente que atienda las expectativas del colectivo», manifestó el analista antes de insistir en lo difícil que es luchar contra el régimen si no existe una verdadera unidad.

«Mientras esa oposición no sea representativa, no existirá fuerza real que contrarreste lo que viene haciendo Maduro y su gente», dijo para concluir.

 

 





Leave A Reply

Your email address will not be published.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More