Ultimate magazine theme for WordPress.

¿Viejo yo? Salúdame a tu abuela (con el perdón de los presentes), por Raúl Tortoza

0


Por Raúl Tortoza 

Esa es la respuesta que le tengo a todo aquel que descalifica el trabajo de los «viejos» de hoy. Es como un virus que recorre cada sector en el cual la experiencia está relacionada con la edad.

Más aún si te dedicas al mundo de las redes o te atreves a tener cuentas en aplicaciones como TikTok, por ejemplo, la otra vez, leía como unos chamos tildaban de ridículo a un señor que jugaba con su cambio de imagen. Epa –pensé– ¿acaso estas aplicaciones llevan una advertencia «prohibido a personas de más de 40 años»?

Ojo y no es que le tenga fobia a esta generación que definirá el mañana. No. Porque al igual que mi generación (los ochenta por si acaso) en la actualidad veo con asombro y satisfacción a unos jóvenes que llevan su bandera de cambios, bien sea en lo climático, sexual, social, musical, deportivo, en las artes, tan elevada que cuentan con mis brazos por si llegaran a cansarse.

Mi crítica apunta a las descalificaciones por edad, más no por saber. Son las respuestas que se obtienen ante una revisión o una determinada sugerencia. O más allá, cuando los padres le dicen a sus hijos «cuídense que la cosa está fea en la calle», y de inmediato la mirada es «por favor, no sean tan viejos, desde cuando no salen, no pasará nada». Sin embargo, a veces pasa y lo demás es cuento.

Y aunque yo fui ese mismo chamo que miraba con reojo a toda esa gente que estaba detrás de mí. Ahora disfruto, gozo y celebro el adulto que soy. Tanto que mi miopía me permite mirar a los tóxicos de lejos y a los que me interesan de cerca.

@tortozal

Caraota Digital no se hace responsable por las opiniones, calificaciones y conceptos emitidos en las columnas de opinión publicadas en este medio.





Leave A Reply

Your email address will not be published.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More