Ultimate magazine theme for WordPress.

Errar es de humano y rectificar es de sabio, por José Gregorio Contreras

0


Por José Gregorio Contreras 

Con especial interés he leído el artículo del destacado venezolano Fernando Luis Egaña, dedicado a dos venezolanos de gran valía como lo son Eduardo Fernández y Ramón Guillermo Aveledo, con relación a la errónea visión que tienen, cada uno desde su cada cual, de la estrategia para salir de esta tragedia, la que no comparte al igual que quien escribe.

Desde mi atalaya, he sido bien insistente al indicar que no se puede enfrentar la desgracia que viven los venezolanos actualmente, sin tener claro la naturaleza del régimen. Un régimen totalitario que utiliza la lógica revolucionaria para avanzar no se puede superar utilizando la lógica democrática de las elecciones o negociaciones como si estuviéramos en una condición política normal.

Por eso, en reiteradas oportunidades he dicho que el problema no es de unidad, sino de definir unidos a lo que nos enfrentamos y cuál es la amenaza; mientras no se tenga claro esta premisa, el resultado es seguir por un camino que favorece la permanencia del régimen. Debemos aprender de los errores, cuántas elecciones hemos tenido y cuántos diálogos se han intentado siendo todos estos eventos propiciados por el régimen con el único propósito de ganar tiempo y tratar de cambiar su imagen en la comunidad internacional.

Ser político es saber interpretar el signo de los tiempos, es imperdonable que no aprendamos de los errores y peor aún que lo sigamos cometiendo.

Mientras no tengamos unidad de propósito será difícil superar esta tragedia. No solo es Eduardo y Ramón Guillermo, como bien lo señala Egaña, quienes se empeñan en este camino sin salida; son muchos más que aprovechando la confusión se colean como zorros, camaleones y alacranes para sacar ganancia en este río revuelto, sin importarles el destino de la mayoría de los venezolanos.

Quien escribe, lo hace animado para motivar una acción que nos permita superar los males que vive la república, y lo hago con el único medio que tengo disponible: “el ejército de las palabras”. Por eso celebro el artículo de Egaña, ya que veo en él la misma preocupación y deseos que nos animan: retornar a nuestro país, al camino de la democracia y la libertad.

El momento político que vive Venezuela requiere de austeridad de la mente y una conciencia clara de nuestros políticos para generar la estrategia adecuada de lucha, y así motivar el entusiasmo y devoción de nuestro pueblo en la acción política para salir de esta desgracia.

Es un grito apasionado de urgencia, Venezuela no admite más errores, estamos claros en los errores que nos han traído hasta aquí. Hay que articular la fuerza del cambio y esto solo es posible con claridad estratégica y unidad de propósito.

El cardenal Baltazar Porras señaló que: “el chavismo le dio un palo a lámpara de la negociación”. Que esto esté ocurriendo, no debe sorprender a nadie. No es la primera vez que pasa. Esta reiterada posición del régimen, obliga a un esfuerzo de todos para encontrar una cura a tan recurrente mal.

Desde que comencé esta columna no lo hice para ganar la aprobación de la comunidad culta, sino para dar una discusión en la búsqueda de una salida política a la grave situación que atraviesa Venezuela.

No quiero ser un frío observador de la vida política, quiero contribuir de manera efectiva para inspirar a los políticos venezolanos a comprometerse con la libertad de Venezuela, es lo que me mueve, mis apreciaciones no van con el ánimo de descalificar sino de unir esfuerzos para definir claramente la estrategia que nos permita enfrentar la amenaza, y eso solo será posible cuando entendamos la naturaleza del régimen que nos oprime, se reconozca que no se ha actuado conforme a esta y se rectifiquen posiciones.

Caraota Digital no se hace responsable por las opiniones, calificaciones y conceptos emitidos en las columnas de opinión publicadas en este medio.



Leave A Reply

Your email address will not be published.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More