Ultimate magazine theme for WordPress.

Brasil se ha convertido en líder mundial en ETF de activos digitales

0


Brasil es conocido por tener uno de los sistemas bancarios más robustos y eficientes del mundo. Su mercado de capitales es también un referente internacional en tecnología, seguridad y calidad regulatoria.

Ahora, el país aparece como un nuevo referente para los mercados mundiales. Esta vez, como el almacén de la mayor diversidad de ETF de activos digitales para inversiones en el universo de las criptomonedas, que ha atraído a cada vez más inversores y revolucionado la circulación global de activos e inversiones en todo el mundo.

Los ETF (Exchange Traded Funds) son fondos negociados en cuotas, que reproducen el comportamiento de un conjunto de activos o de un índice, como el Ibovespa, por ejemplo. Han atraído a muchos inversores debido a su simple concepto y aplicación.

Un punto positivo de los ETF es el hecho de que se negocian en un entorno de intercambio regulado, en el caso de Brasil, en el B3, incluso si, en el caso de las monedas digitales, son una clase de activos aún no regulados. Y esto en la práctica significa estar dentro de un entorno con reglas supervisadas y, en consecuencia, más amigable para los inversores acostumbrados a los activos tradicionales o aquellos que quieren exponerse a los activos digitales dentro de este entorno.

En el mundo, hasta la fecha, solo Brasil, Canadá y recientemente Australia han cotizado en bolsa ETF de activos digitales. En los Estados Unidos, la SEC aún no permite la cotización. La alternativa encontrada fueron productos con exposición a contratos derivados de Bitcoin negociados en la Bolsa de Futuros de Chicago.

Australia solo autorizó la creación de estos productos en mayo de este año, cuando la bolsa australiana comenzó a negociar tres ETF de activos digitales. En Brasil, hay 10 ETF listados mientras que Canadá ya superó ese número, pero hay información relevante en la comparación. En Canadá, todos los ETF básicamente reproducen el comportamiento de Bitcoin y Ether, y en Brasil la diversidad es mucho mayor: hay más de 35 activos digitales accesibles indirectamente.

El ETF Investo Metaverse (NFTS11), por ejemplo, está referenciado por MVIS CryptoCompare Media & Entertainment Leaders, lo que permite la exposición a ocho activos relacionados con juegos, metaverse y la recién creada ApeCoin.

Otro ejemplo es el QR Capital DeFi ETF (QDFI11), el fondo se basa en el índice Bloomberg Galaxy DeFi. Las siglas DeFi en inglés se refieren al segmento de Finanzas Descentralizadas, el cual engloba una serie de aplicaciones y protocolos que tienen como objetivo replicar los servicios financieros existentes a través de blockchain y sin necesidad de intermediarios. Este ETF permite la exposición a 11 activos, siendo los principales Uniswap, Aave y Maker DAO.

El Hashdex DeFI ETF (DEFI11) también realiza un seguimiento del rendimiento del mercado DeFi y se basa en el índice compuesto CF DeFi: peso de capitalización de mercado modificado. El fondo tiene 12 activos en su composición, siendo los principales Ether, Uniswap y Curve.

También está el ETF Hashdex WEB3.0 (WEB311). El fondo se basa en el CF Smart Contract Platforms Index y brinda exposición a los inversores al crecimiento del ecosistema de Smart Contract Platforms.

Los Smart Contracts utilizan la tecnología blockchain, lo que permite que los acuerdos se realicen sin la intermediación de ninguna institución. Su billetera tiene un total de siete activos digitales. Entre los más conocidos, Ether, Cardano y Solana.

El más reciente de todos los ETF de activos digitales es Empiricus Teva Criptomoedas TOP20 (CRPT11), lanzado en mayo de 2022. El ETF está referenciado por el índice Teva Criptomoedas Top20, que refleja el rendimiento de 20 criptomonedas, con la mayor concentración en Bitcoin (BTC) y Ether (ETH). Esta es la primera vez que un ETF de criptomonedas utiliza un proveedor de índices nacional, Teva.

Para los inversores interesados ​​solo en los ETF referenciados en las principales monedas digitales como Bitcoin y Ether, esto también es posible a través de Hashdex BItcoin ETF (BITH11), Hashdex Ethereum ETF (ETHE11), QR Capital Bitcoin ETF (QBTC11) o QR Capital Ethereum ETF (QDFI11).

El número de inversores en ETF de activos digitales sigue creciendo. La bolsa de valores brasileña cerró abril de 2022 con 243.000 inversores en los diez ETF de criptomonedas, considerando que estos inversores pueden tener inversiones en más de uno de estos ETF en sus carteras, con un total de R$2,6 mil millones de recursos destinados a estos activos. El volumen promedio diario negociado en 2022 (hasta fines de abril) fue de R$55,9 millones, frente a BRL 57,8 millones en 2021.

El ETF de criptomonedas más popular que cotiza en Brasil, el Hashdex Nasdaq Crypto Index, (HASH11) tiene 152.000 inversores. El fondo replica el Nasdaq Crypto Index (NCI), índice que busca reflejar globalmente el movimiento del mercado de criptomonedas y es el primero en el mundo en ofrecer exposición a una canasta de activos digitales, un total de 10 activos, con la mayoría de su monedero compuesto por Bitcoin y Ether.

Esta cifra supera los 121.000 inversionistas en BOVA11, el ETF tradicional de B3, que sigue al Índice Bovespa, el principal del país. Y se acerca a los 179.000 inversores del IVVB11, un ETF que sigue al índice S&P500, que agrupa a las 500 mayores empresas que cotizan en bolsa en EEUU.

Otro factor que entusiasma a los inversores es la tarifa de gestión de los ETF de activos digitales que figuran en B3. Van del 0,7% al 1,3%, lo que hace que el producto sea muy atractivo y competitivo.

Como resultado, el mercado está cada vez más dimensionado por la cantidad de inversores y usuarios que promueven el uso de esta clase de activos. El producto también ha sido utilizado por instituciones que buscan de alguna manera tener exposición a la variación de precios de estos activos, aunque todavía de manera experimental.

Sin embargo, aún existe cierta duda por parte, principalmente de los inversionistas institucionales, sobre cómo acceder u ofrecer la clase de activo, que aún no está regulada. La buena noticia es que en Brasil, las iniciativas para construir regulación se han acelerado en los últimos meses. Esto traerá mayor comodidad a todos los jugadores, incluidos los institucionales.

Así, habiendo tomado la delantera, la tendencia es que el país se consolide como un mercado importante para esta clase de activos y desarrolle cada vez más productos relacionados con este ecosistema, manteniéndose como un referente internacional.



Leave A Reply

Your email address will not be published.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More