Noticias Venezuela

Reclusas fueron violadas y acusan a oficial de «vender» llaves


Al menos 28 reclusas fueron violadas sexualmente y acusan a un oficial de «vender» llaves de las celdas de una cárcel ubicada en Indiana (Estados Unidos).  

De acuerdo a la información reseñada en el portal web del El Heraldo de México, las reclusas señalan que David Lowe, quien estaba trabajando como oficial correccional la noche del pasado 24 de octubre de 2021, de ser uno de los máximos responsable del hecho. 

LEER TAMBIÉN: GRABABA VIOLACIONES A NIÑAS Y RECIBIÓ 300 AÑOS DE PRISIÓN

Lo que se sabe, es que Lowe ya presentaba los cargos criminales de traficar con un recluso, ayudar a escapar a otros y mala conducta oficial. 



En concreto, en la demanda se exige un juicio por jurado y está programado que el oficial acuda a al mismo por sus cargos de delito grave el próximo 20 de septiembre. 

Relataron que ese día fueron sometidas a una “noche de terror” por parte de los prisioneros hombres, quienes abusaron sexualmente de ellas durante al menos dos horas sin intervención de los custodios.  

Según la versión dada a conocer, los reclusos cubrieron sus rostros para que no pudieran ser identificados. Presuntamente procedieron a gritarles, manosearlas y amenazarlas con hacerles daño si pedían ayuda.  

“Estaban en un lugar de seguridad, cuando los presos varones irrumpieron durante varias horas, haciendo lo que querían, incluida la violación de mujeres, y no se hizo nada al respecto”, sostuvo Bart Betteau, abogado que representa al grupo de mujeres para el diario británico Daily Mail 

“Estas mujeres estaban haciendo todo lo posible para alertar al personal de la cárcel. Estaban golpeando la puerta en busca de ayuda. Estaban presionando el timbre en el interior de la cápsula para alertar al personal de la cárcel”, recalcó la abogado, quien reiteró que las reclusas no obtuvieron a ayuda pese a su desesperado llamado de auxilio.  

CASTIGARON A LAS RECLUSAS 

Muy por el contrario, en lugar de adoptar sanciones contra los responsables de la situación irregular, según se indica en la demanda resumida por algunos medios locales, cuando los guardias arribaron al área, castigaron a las internas.  

Entre los castigos impuestos a las reclusas, figuró dejarles las luces encendidas durante tres días, quitándoles sus almohadas y mantas.  



También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.